En primer mes del año ya se quemaron 119 hectáreas, diez veces más que en el mismo periodo del 2012

Viento y verano intenso ponen en riesgo áreas protegidas

Bosques afectados están en parques Guanacaste, Santa Rosa y Palo Verde

Déficit de lluvias del año pasado provocó llegada de estación seca más severa

Últimas noticias


        
        
      Bomberos de Atenas atendieron un incendio el 9 de enero. | EYLEEN VARGAS
Bomberos de Atenas atendieron un incendio el 9 de enero. | EYLEEN VARGAS ampliar

Un verano muy agresivo y los fuertes vientos se convirtieron en la peor amenaza para las áreas silvestres protegidas del país.

En lo que va del año ya se reportan 119 hectáreas quemadas en parques nacionales y zonas protectoras del Pacífico norte y San José.

La cifra es diez veces más alta que la reportada al 31 de enero del año pasado, cuando apenas se habían consumido 12 hectáreas.

Los datos los reveló este jueves Luis Diego Román, coordinador de la Comisión Nacional sobre Incendios Forestales (Conifor).

Por ahora, las zonas más afectadas son los parques nacionales Palo Verde (70 hectáreas), Guanacaste (16,5 hectáreas), Santa Rosa (9 hectáreas) y Diriá (8 hectáreas).

También hubo incidentes en las zonas protectoras de El Rodeo, Cerros de Escazú y Abangares.

“Con estas condiciones climáticas, temperaturas altas y baja humedad relativa, el tema de vientos es la mayor preocupación y es cuando hacemos un llamado a la población para que, por favor, no hagan quemas, y, si lo hacen, que tengan los respectivos permisos”, advirtió Román.

Según explicó, ya en la zona del Pacífico norte la vegetación está muy reseca y una chispa o un fuego provocado pueden ser el principio de un siniestro grave.

Advertencia. Ya desde el año pasado el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) había advertido de que el déficit de lluvias en los últimos meses del 2012 causaría la llegada de una estación seca más severa. A eso se suma la presencia de fuertes vientos en todo el país.

Por ejemplo, durante esta semana la presencia de sistemas de alta presión en el golfo de México favoreció la permanencia de vientos alisios fuertes.

Para hoy está previsto que las ráfagas máximas oscilen entre 70 y 100 kilómetros por hora.

Así las cosas, el Ministerio del Ambiente y Energía (Minae) lanzó una campaña con el fin de crear conciencia entre la población para evitar las quemas y alertar a tiempo de los incendios.

Las estadísticas dicen que el 99% de los incendios forestales ocurre por factor humano: “por descuido, ignorancia o maldad”. El año pasado se quemaron 30.544 hectáreas de bosques y charrales.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Viento y verano intenso ponen en riesgo áreas protegidas