Falta de congeladores en delegaciones impide que coman otros productos como carnes

Policías de las fronteras solo comen arroz, frijoles y salchichón

Ministerio de Seguridad invertirá ¢200 millones en compra de equipos

En el Valle Central las alimentos para los oficiales de la Fuerza Pública son mejores

Últimas noticias

Pese a que sobre sus hombros recae la responsabilidad de cuidar nuestras fronteras, los oficiales encargados de esa misión solo se alimentan a diario de arroz, frijoles y salchichón.

Eso ocurre porque en las sedes policiales donde laboran no cuentan con refrigeradores ni cámaras para mantener otros tipos de carnes, afirmó el ministro de Seguridad, Mario Zamora.

El viernes anterior se reunió un grupo de oficiales de Fuerza Pública para almorzar durante casi una hora.   De postre comieron sandía.     | LUIS NAVARRO.
El viernes anterior se reunió un grupo de oficiales de Fuerza Pública para almorzar durante casi una hora. De postre comieron sandía. | LUIS NAVARRO. ampliar

Las sedes más vulnerables se sitúan en las delegaciones cerca de las fronteras, tanto de Panamá como de Nicaragua, así como zonas recónditas como Talamanca.

Dichas carencias afectan la nutrición de los oficiales, quienes en su mayoría cumplen con jornadas de hasta 12 horas diarias.

“Para mantener en buen estado los recursos cárnicos, se requiere no solo el traslado, sino la mantención, ya que no todos los días se entregan los alimentos. A veces dejamos lo que se va a usar hasta por dos semanas, dependiendo de la cercanía o lejanía.

“Se sacrifica el acceso a ciertos productos porque la red de distribución al no tener el amparo de una red de frío hay ciertos productos que no se pueden enviar a los oficiales”, comentó Zamora.

En las delegaciones remotas es normal que los oficiales coman solo alimentos no perecederos, como lo son el arroz, frijoles, huevos y el salchichón, el cual soporta más días sin refrigeración.

Inversión. Para paliar este problema de varios años, este año está prevista la inversión de ¢200 millones para la compra de una red de frío, que incluye cámaras y congeladores, destinados a los niveles de Policía más alejados.

En la actualidad, el MSP prepara desayunos, almuerzos y cenas para los 14.000 oficiales, quienes se distribuyen en tres turnos de trabajo cada día.

De acuerdo con Zamora, el problema de abastecimiento ya fue superado en el Valle Central, Puntarenas y Limón, donde ya cuentan con equipos de congelación, adquiridos por Seguridad Pública.

“Escenarios de frontera, puntos como Talamanca y de incursión difícil están condicionados por este problema. La meta que tenemos para fin de Gobierno, es solucionar este problema histórico de distribución alimentaria que tenía la Fuerza Pública ”, afirmó Zamora.

Otro avance en la alimentación surgió hace tres semanas, cuando se incorporó a la dieta de los oficiales el pescado, el cual no habían probado en las delegaciones.

La experiencia con el pescado ha sido catalogada como muy buena, ya que es de muy buena calidad y les llega empacado al vacío.

Mayor comprador del CNP. En los últimos años, el Consejo Nacional de la Producción (CNP) ha sido el mayor proveedor de alimentos para la Fuerza Pública, quien le realiza compras mensuales que rondan los ¢350 millones.

Manuel Rodríguez Araya, Coordinador de Oficiales Administradores de la Fuerza Pública, aseguró el jueves anterior que la alimentación a cada sede llega por medio de la red de distribuidores.

También de manera semanal se preparan los menús, los cuales son elaborados por el departamento de Nutrición, el cual pertenece a la Dirección de Sanidad.

“Para evitar alguna epidemia se han extremado las medidas de higiene y seguridad. Para cada región policial existe una nutricionista, la cual verifica si los productos que entrega el CNP vienen bien etiquetados”, comentó Rodríguez.

En la sede de Región Uno de Hatillo, los oficiales reciben carne, res, pollo, pescado, embutidos y pastas, que alimentan a 200 policías.

También se ha incorporado la entrega de sobres de azúcar baja en calorías y se analiza la posibilidad de incluir productos light .

Los pedidos al CNP se solicitan con un mes de anticipación y la cantidad se asigna de acuerdo con el número de trabajadores por sede.

Un almuerzo normal consiste en arroz, frijoles, carne, ensalada, fresco y fruta. En lugar de carne puede variar a pescado o pollo, dependiendo del día o del menú.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Policías de las fronteras solo comen arroz, frijoles y salchichón